Qué es el software libre (3): licencias

Mucha gente cree que el SL es contrario a las normas de propiedad intelectual y es algún tipo de movimiento contracultural alternativo enemigo de la propiedad intelectual. Nada más lejos de la realidad: La libertad del software es garantizada vía licencia de uso y, por tanto, no es contradictorio a las normas de propiedad intelectual puesto que se apoya en ellas.
La normativa sobre derechos de autor y propiedad intelectual, similar para el software y para las obras culturales, establece que salvo otorgamiento de una licencia al usuario no se puede hacer prácticamente nada con un programa que se recibe o se compra. Es la licencia del software la que concede los permisos explícitos al usuario. En consecuencia, es únicamente la licencia de un programa la que lo convierte en SL cuando se le otorgan las libertades mencionadas en la entrada anterior. Por tanto, son las licencias las que confieren al SL sus especiales propiedades respecto a su utilización, difusión, adaptación, desarrollo, acceso al código fuente y reutilización en otros proyectos de software.
Resulta pues paradójico a primera vista, pero totalmente lógico en una visión más reflexiva, que iniciativas encaminadas a la desaparición o merma de la protección por copyrigth (como la del Partido Pirata sueco) podrían suponer la propia desaparición del SL pues desaparecería el aparato jurídico que le sustenta.

Los tipos de licencias abiertas son múltiples y variados, pero básicamente se pueden reducir a dos agrupaciones:

  • Licencias permisivas o “tipo BSD”, que son licencias de tipo minimalista y que permiten la redistribución bajo términos más restrictivos, e incluso bajo licencias propietarias.
  • Licencias robustas o “tipo GPL”, o también conocidas como licencias copyleft, que imponen ciertas condiciones a la redistribución que garantizan que quién recibe el programa de cualquier tercera parte lo recibe siempre como SL.

Las licencias tipo BSD son las más veteranas entre las licencias de SL y se consideran como de carácter permisivo, con escasas restricciones y muy similar salvo ciertas particularidades a otras licencias como la licencia MIT, Apache, NCSA Open Source License, X-Window o Microsoft’s Public License, entre otras. Bajo este tipo de licencia, el autor mantiene sus derechos únicamente para la renuncia de garantía y para requerir la adecuada atribución de autoría en trabajos derivados, pero permite una absoluta y libre redistribución, modificación e integración, tanto a nivel binario como de código fuente. Gran parte de sus usuarios argumentan que esta licencia asegura verdadero SL, ya que el usuario tiene libertad ilimitada respecto a él, y puede decidir incluso redistribuirlo como no libre; pero, por el contrario, otras opiniones más críticas suelen argumentar que este tipo de licencia puede no contribuir al desarrollo de más SL. A efectos prácticos, las licencias tipo BSD permiten la reutilización del código fuente en productos con licencia propietaria cerrada e incluso productos comerciales. Son las licencias que garantizan la mayor libertad para los productores de software, pues son éstos los que conservan el poder de decisión sobre que hacer con él.

Las licencias tipo GPL tienen su origen en el software desarrollado por la Free Software Foundation (FSF) para el proyecto GNU. Su objetivo es permitir el intercambio de código entre distintos programas y proyectos, siendo posiblemente la licencia de SL más popular. Su cualidad reside en las diferencias que marca con las licencias tipo BSD y que le otorgan el calificativo de robusta, ya que si bien no impone condiciones para la comercialización de productos basados en ella, si mantiene el carácter de libre de todos los trabajos derivados. Basándose en la normativa de propiedad intelectual antes comentada, la libertad pasa a ser una condición del propietario hacia los licenciados, tanto respecto al uso que ellos quieran hacer del producto, como a su redistribución, o a la distribución de trabajos derivados.

Para ilustrar más claramente lo que os hemos contado, volvemos a tener “artista invitado” en el blog que os lo explicará mucho mejor. En este caso, se trata de una conferencia de Silvia Alvarado, del CENATIC, Centro Nacional de Fuentes Abiertas, tratando el tema de las licencias en el mundo del software. Diez minutos de video totalmente ilustrativos.

1 comment to Qué es el software libre (3): licencias

Deja un comentario