lo más leído

¿Es mejor el software libre que el open source?

¿De qué va esta pregunta? ¿No se supone que son lo mismo o casi lo mismo? Sí, y en el casi, que es el punto de vista, está la diferencia. Para que podáis comprobarlo aquí os dejamos los enlaces a la definición de software libre (FSF) y a la definición de open source (OSI).

Y el punto de vista es diferente, en efecto. El concepto de software libre gira en torno a la libertad de los usuarios mientras que el concepto de open source, si bien recoge esa libertad de los usuarios, trata de enfocarse en el mundo empresarial prometiendo un modelo de desarrollo de software de mejor calidad, mayor fiabilidad, más flexibilidad y menor coste.

¿Pero que ocurre cuando el open source falla en su promesa y ofrece un software de menor calidad o menores prestaciones que el software propietario? Pues según los defensores del software libre, los usuarios se sentirán decepcionados y considerarán el open source un modelo inferior al propietario abandonándolo. Y ésto ocurrirá normalmente en los momentos iniciales de desarrollo de un open source, pues normalmente habrá una solución propietaria mejor. Por el contrario, con el software libre nunca se sentirán decepcionados pues la promesa de éste es únicamente de libertad y no de prestaciones. Por tanto, el software libre nunca podrá decepcionar al usuario si tuviera menores prestaciones que el propietario.

Efectivamente, esta es una diferencia real entre software libre y open source. Posiblemente la única, y como véis depende de cuál sea la expectativa del usuario. Realmente no hay más diferencias. Para los más interesados en el debate (que en ocasiones no deja de ser un poco un debate sobre el sexo de los ángeles), le cedemos la palabra a dos expertos en el tema: Benjamin Mako Hill con When Free software isn’t better y R.M. Stallman con Why open source misses the point.

Deja un comentario